Tangos, princesas y aullidos sin herida


“Quiero cartas sin marcar”
marzo 15, 2008, 7:00 pm
Filed under: Antipoesía, Escritrua automática

Siento un vacío en el estómago

después vomitar suavemente ciertos asuntos;

pero, me siento libre. Soy libre.

No puedo volar, pero es lo que tiene la libertad:

te agarra con sus

zarpas por los tobillos cuando te ve

por encima del suelo

y te pone de golpe, sin preliminares,

en la tierra; y ya, cuando habías marcado

todas tus cartas, va y las quema…¡Qué cabrona!

Sin embargo, esta mujer de semblante duro

es la única que dedica mimos

y cuidados extremos a mis alas:

hubo un tiempo en que volaron, blancas y radiantes,

ardientes incluso en determinados meses del año;

hubo un tiempo en que aullaba desnudo a la luna llena

y ahora que están heridas mis alas; ahora que sus lágrimas

se secaron en largas noches de insomnio

y bordes infinitos de oscuridad tras la barra,

mi libertad las cuida, siempre está ahí,

poniéndose guapa; desvistiendo metafísicas

hasta quedar solo está piel y este cuerpo tan frágiles.

Anuncios