Tangos, princesas y aullidos sin herida


Calamaro en la consulta del Dr. Javistein.
marzo 22, 2008, 8:43 pm
Filed under: Antipoesía, Escritrua automática

¡Doctor, doctor!.¿Qué me recomienda?

Siendo usted cantante, no duerma;

no piense en ella,

y quítese esos aviones de la cabeza:

los pájaros nunca fueron buenos consejeros.

Olvide su nombre; no lo mencione ni en la oscuridad

y, para que sea pronta su recuperación,

regálele un poeta, de esos con sexo incluido.

Ya verá, mano de santo.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: