Tangos, princesas y aullidos sin herida


Sí, pero me cansa…

Un error.

El dorso de la mano que no se eleva lo suficiente,

y ya derramas la copa.

Un error.

Ser uno mismo siempre, olvidarse

de hombres y mujeres,

y encuentras tu amor y tu deseo

envuelto en ácido

sobre el suelo…

Estoy harto.

Si quiero besarte, o besarle, lo haré.

Si quiero taparle la boca a esa portal,

sacarle los colores a cualquier calle oscura…

lo haré. Además,

hasta los capós de los coches son

perfectos para la pasión

bajo las farolas.

Y si quiero amarte esta noche,

lo haré.

Si eres una desconocida, o casi,

a mi,

me da igual,

esta noche serás mi reina de corazones,

serás mi lienzo en blanco,

mi piedra de mármol,

imagen en movimiento que busca

que alguien la ate al tiempo…sólo por un instante.

De ti, haré Arte.

Y el resto

es pura conveción,

correción, ausencia

de sangre.

Si no eres Arte,

venderé nuestro sexo

en el mercadillo  de Portobello Road.

Lo demás, ni vale la pena venderlo.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: