Tangos, princesas y aullidos sin herida


Ir y besarte
junio 3, 2010, 2:56 pm
Filed under: Biografías, Camarero, Escritura automática, Poesía | Etiquetas: , , , , ,

Un cuerpo de deseo

a 15 metros y media de mi ventana.

Siempre sonríes cuando te desnudas.

Y yo creo que me ves,

que sabes que estoy ahí,

que casi puedes

sentir mi erección

por debajo

de tu espalda.

Al cabo de unas horas

concluyo

que ir

y besarte

es lo menos que puedo hacer.

Anuncios


Contraindicaciones de la música

He follado con tantas y tantas canciones,

tantas y tantas melodías,

que no sé si drogarme,

perforarme los tímpanos,

o elevar a lo sublime

los ruidos extraños de la noche

y el silbido de las faroles y los coches.



Reflexión nº1
diciembre 19, 2009, 12:46 am
Filed under: Biografías, Camarero, Escritura automática, Prosa | Etiquetas: ,

La ciudad podría estar contenida en esta botella. En cualquiera de ellas. Incluso en cada una de las copas y tazas y vasos que sirvo. No podría contenerse, de ninguna manera, en un plato, ya fuera hondo o plano. No. La ciudad es un mundo esférico; un universo en sí mismo. Y ya hace siglos se pensó en el mundo como plano, es decir, con límites bien claros y amenazas de monstruos y abismos más allá de donde rebosa el potaje o saltan las papas.



De otro bar.
diciembre 16, 2009, 1:14 pm
Filed under: Camarero, Escritura automática | Etiquetas: , , ,

A mis manos, camarera,

ven a mis manos.

Quítame este sabor a oro de la boca,

sonríe a este deseo húmedo que vuela mis ojos.

Ven camarera, ángel exerminador

de dudas y tristezas.



Ticket de viaje
noviembre 29, 2009, 3:33 pm
Filed under: Biografías, Camarero, Escritura automática, Minirelatos, Poemario en curso, Poesía, Reflexión, Tiempo | Etiquetas: ,

Sólo recuerdo las noches

y sus jaulas estrelladas,

las botellas rotas en el aire,

el tiempo detenido en un sorbo de absenta.

Tras varias lunas

me condujo la sangre lejos de este lugar.

Sólo así pude volver

y reconocerme de nuevo en los espejos.



Plan perfecto de incendio
noviembre 18, 2009, 2:39 pm
Filed under: Camarero, Escritura automática, Noche, Poemas, Poesía, Reflexión | Etiquetas: , ,

No podía dejar de mirar.,

dejar de mirarla, dejar de mirlo,

dejar de mirarlos juntos.

Miraba, me daba la vuelta.

Miraba y olvidaba contínuamente.

Extraña mezcla de deseo, nostalgia

quirúrjico análisis de mi tejido de realidad.



Dice Neruda que…

Podría escribir esta noche los versos más hermosos…

pero estás en silencio, a eones de distancia,

y no hay cuerpos con tu nombre que puedan saciarme de ti.

Podría esta noche escribir con mi lengua

sobre tu cuerpo desnudo,

comenzar desde tus pies, avanzar giros y bucles

en tus pantorrillas y llegar el un verso

hasta el final abierto de tus piernas…

Podría, entonces, hacer lo único que querría hacer,

sostener la mirada entre tus piernas,

abrir mi boca y atrapar ideas con mi lengua hambrienta;

contener tus labios en los míos

dejar libres mis manos sobre tus senos,

Dejárlas libres, hacerme Dios por un momento,

pensar que soy capaz de Hacer de nuevo el Mundo contigo,

saber que no tengo siete días para toda la Creación

y que lo más maravillos del Universo es un gemido último en tus labios.

Podría esta noche lanzarme a tu boca

morder tus labios y tu lengua

beber en las cascadas de tu cuello

y respirar el aire que te excita y te desnuda poco a poco

sin remedio…

Podría esta noche arrodillarme ante tí,

verte desnuda desde abajo, deleitarme con tus labios entre abiertos

mientras tus pechos apuran el aire y las horas y el deseo…

Podría esta noche darte lo que Soy y lo Tengo,

pero sospecho el Sol desgarrará mis sueños

al amanecer y  me recordará que nunca la Noche dura eternamente.

Podría esta noche…

hacerte de todo lo  que quisieras,

todo lo que te dejes desear…